Para preparar una excelente taza de café

excelente taza de cafe
excelente taza de cafe

Hacer una buena taza de café en su casa no es una cosa complicada. De hecho, sólo tiene que recordar un número reducido de reglas fundamentales para hacer un buen café.

Pero, cuántas de esas reglas que siga, depende de usted. Es por ello que les entregamos algunas reglas básicas y otras no tanto (aunque fundamentales) para preparar la mejor taza de café, en la comodidad de su hogar.

Granos Frescos. Sin lugar a dudas, el café es mejor cuando más frescos sean los granos que se utilicen. La compra de un tostador local (o asar el suyo propio) es la forma más segura de obtener los granos más frescos. Tenga cuidado con la compra de café a granel en los recipientes expositores del supermercado. El oxígeno y la luz brillante son los peores destructores del sabor para los granos tostados, así que los tubos de almacenamiento quedan recubiertos con aceites del café y se vuelven rancias. Los granos de café envasados ​​por los tostadores conscientes de la calidad se venden en bolsas resistentes y selladas al vacío. Éstos son a menudo la mejor opción para una buena taza de café.

Por otro lado, necesitamos mantener los granos de café frescos. Siempre abra el paquete de los granos de café cerca de un recipiente hermético donde los depositará. Frascos de vidrio o vasijas de almacenamiento de cerámica con juntas de goma son buenas opciones. Nunca refrigere, ya que los granos tostados son porosos y puede fácilmente dar lugar a la humedad y olores de alimentos. Los expertos del sabor aconsejan nunca congelar el café, especialmente los asados ​​oscuros. En condiciones óptimas para una buena taza de café, comprar cada 5 o 7 días granos frescos y manténgalos a temperatura ambiente.

Utilice Agua Buena. Nada puede arruinar una taza de café tanto como el agua del grifo con cloro o sabores extraños. Los amantes del café serios utilizan filtros de agua de manantial embotelladas o filtros de calidad. El agua destilada hace un pésimo café, ya que los minerales en el agua son esenciales. Esto nos lleva a nuestro siguiente punto: Evitar Filtros baratos. Los filtros de papel para café a “precio de ganga” producen con seguridad un café inferior (según los expertos). Es por ello que debe buscar filtros “blanqueados con oxígeno” o “libres de dioxinas” de papel (por ejemplo, Melitta). Alternativamente, es posible que desee invertir en un filtro de oro chapado de larga duración (por ejemplo, SwissGold). Estos son tienen la reputación de ofrecer el máximo sabor, pero pueden dejar sedimentos si el café está molido muy finamente.

Por supuesto que la calidad es ley. Elegir buen café es clave para cualquier persona dispuesta a aventurarse más allá de las marcas comerciales masivas y adentrarse en el mundo del sabor para la mejor taza de café. Los cafés especiales que establezcan claramente el país, la región o el estado de origen pueden proporcionar una vida de experiencias de degustación. Por todos los medios recomendamos buscar un café puro 100% Arábico. Las alternativas baratas pueden contener granos robustos, destacándose por su mayor contenido de cafeína, aunque en el caso de los Arábicos suele ser una nota de distinción.

Ciertamente, el calor es el enemigo de café. Pero, nos gusta el café caliente. Es una bebida servida caliente. Pero, cuanto más se expone el líquido al calor, más se quema. Al transcurrir 20 minutos, considere su café ya comenzando a quemarse. Tras 40 minutos la diferencia en el sabor en la taza es tan grande que tendrá que descartarlo. Algunas máquinas de café tienen niveles de calor para que la placa resuelva el mismo problema. Si usted tiene una máquina de este tipo, establezca la combinación óptima y nunca la vuelva a tocar. Incluso las mejores máquinas tienen un interruptor para identificar que se está haciendo una cantidad pequeña de café (unas 2 a 4 tazas, por ejemplo) Las máquinas de café menos costosas no suelen tener estas campanas y silbatos. Normalmente sólo hay un interruptor de encendido y apagado. Como con la mayoría de las cosas, en cuanto de calidad se habla, obtenemos la calidad por la cantidad que pagamos.

Cafe001 (1)

 

De hecho, no es necesario tener una máquina. Pero si es recomendable tomar conciencia de estos datos al momento de preparar una taza de café, si queremos que sea el mejor posible. Por ejemplo, si utilizamos una cafetera vertical, podremos apreciar que tardará más tiempo en calentarse completamente (y que el sabor a decaído). La razón es que el café estacionado en la base se calienta con más velocidad y, por ende, cuando la parte superior está caliente, lo de abajo ya se ha quemado, contaminando toda la tanda. Pero, como todos los buenos placeres, siempre son mejores cuando son preparados personalmente. Una taza de café café es uno de ellos. Como con una buena cerveza, el café también es mejor si es preparado con granos molidos hace instantes. Los conocedores de café suelen poseer sus propios molinillos de café y saben bien que los mejores cafés del mundo son los que se preparan con granos recién arrancados de la planta. Por ello prefieren molerlo personalmente, para estar lo más cerca posible de esa experiencia y sabor. Existen molinillos asequibles (eléctricos, por lo general) como los modelos Braun o Bodum. Esperamos que con estos consejos sencillos comiencen a disfrutar y a adentrarse más y más en la deliciosa experiencia que es el café y conseguir la mejor taza de este preciado líquido.


Acerca de Natán Gasparotti 16 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*