Compendio de breves consejos al momento de preparar el mejor café

 

Si bien ya hemos escrito muchas veces sobre recomendaciones y consejos al momento de preparar café,  aquí les dejamos algunas breves sugerencias para disfrutar el café, de la mejor manera, con tips muy concretos y precisos a modo de repaso:

  • Preparar el café con agua mineral a temperatura entre 85 y 96 grados, si hierve esperar a que se enfríe.
  • La temperatura ideal a la hora de servir un expreso está entre los 76 y los 82ºC. Para que esta temperatura no baje es fundamental calentar las tazas antes de servir el café, por eso en las cafeterías colocan las tazas sobre la propia máquina.
  • Si muele los granos, utilícelos de inmediato. Moler aproximadamente 20 g. por cada taza a servir.
  • Un buen expreso se puede juzgar por el color acaramelado de la espuma en su superficie.
  • No hervir jamás el café.
  • Si tiene que calentarlo, hágalo a baño maría.
  • Si utiliza filtros de papel, humedecer el café con agua fría antes de verter el agua caliente.
  • Nunca lo sirva en vasos de plástico o metal, ya que estos alteran el sabor original.
  • Utilizar tazas pequeñas de loza, porcelana o barro. Es mejor tomar una segunda taza que una grande y fría.
  • El compañero ideal: Chocolate amargo, realza el sabor.
Otras recomendaciones importantes:
  1. Consumir cafés arábicas o principalmente arábicas en su composición en el caso de mezclas (blends), con la consiguiente disminución de cafeína en la taza.
  2. Elegir el método de preparación que más se adapte a sus gustos.
  3. Usar café en grano y moler lo necesario en el momento de su preparación.
  4. Utilizar molinos de muelas y no de aspas, ya que en estos últimos, la molienda no es homogénea y suelen quemar el café.
  5. Una vez abierto el paquete, colocar un bote hermético y refrigerar en la nevera.
  6. Recordamos: utilizar agua mineral o filtrada, eliminando sabores extraños y cal.
  7. Preparar sólo la cantidad necesaria, ya que a los 30 minutos el café pierde casi todos sus aromas.
  8. Nunca servirlo recalentado.
  9. Precalentar las tazas para que se mantenga por más tiempo la temperatura y crema del café.

 

Algunas consideraciones según las variedades del café:

  • En general, se suele decir que quien quiera un café fuerte, tomará café robusta.
  • Quien prefiera aroma, se decantará por un café arábica suave.
  • Quien le guste el amargor se decantará por un café arábica suave.
  • Quien le guste el amargor y la negrura, preferirá el café torrefacto.

 

Fuente: www.bedri.es

Acerca de Matias Pecorari 132 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*