Cuatro claves de un gran café, de acuerdo a Starbucks

La cadena Starbucks se ha convertido en la más expandida a nivel mundial en café al paso para llevar, haciéndose muy popular. Claro está, tiene sus detractores, en especial aquellos que aman lo artesanal de un buen café preparado por manos expertas. Pero es innegable que en materia de café, algo saben. Así que compartamos los cuatro principios claves de un buen café de acuerdo a Starbucks.

Estos cuatro principios son la proporción, el molido, el agua y la frescura. Y son válidos para prepara un café de cualquier manera.

Es indispensable cuidar la proporción, para que no nos quede un producto ni muy aguado y desabrido, ni tan espeso que no se pueda tomar. Se sugiere que para una sola taza, se utilicen 10 gramos de café por cada 180 ml de agua.

El molido es fundamental para lograr un café de calidad, ya que el tipo de molido que se emplea tiene que ver con el tiempo que el café permanece en el agua. Por eso, no se utiliza el mismo para todas las modalidades de cafeteras. Para una cafetera de filtro se sugiere un molido mediano. Para una cafetera de émbolo lo más apropiado es el molido grueso, dado que el café permanece hasta cuatro minutos en contacto con el agua. Y para una máquina de café espresso, se requiere un molido muy fino, pues son solo segundos lo que el café está con el agua. Moler en el momento de preparar, aporta un extra de sabor que es muy recomendable, pues el café soltará todas sus esencias en ese preciso momento, y lograremos captarlas en nuestra taza de café.

En cuanto al agua, cabe decir que conforma el 98% de la composición de nuestra taza de café, de allí que utilizar un agua de buena calidad, hace que el café sea mejor. Cuanto más pura sea el agua, mejor será nuestra taza de café.

En cuanto a la frescura, también hará que el café aporte aroma y sabor de manera perfecta. Se debe almacenar el café en un espacio fresco, lejos de la luz como también del calor y la humedad. Starbucks sugiere mantenerlo en un envase hermético a temperatura ambiente. Así se conservará de manera óptima.

Son sencillas cuestiones a tener en cuenta, pero que de respetarlas, harán de nuestros cafés un deleite inolvidable.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*