El café es un aliado de la salud del hígado

El café es un aliado de la salud del hígado

El café es un aliado de la salud del hígado

El café es un aliado de la salud del hígado. Café y salud.

 

El café dejó de ser un alimento “prohibido”, pues estudios más recientes han logrado asegurar que el consumo moderado es seguro, y además remite varios beneficios para la salud. Una investigación logró vincular el consumo de café con una disminución del riesgo de padecer enfermedades hepáticas crónicas.

Según un estudio del Institute for Scientific information on Coffee (ISIC), publicado en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatologyel, el consumo de café reduce el riesgo de padecer cáncer de hígado y otras enfermedades hepáticas crónicas.

Para llegar a estos resultados, se realizó una observación en 162.000 individuos. Se determinó que quienes bebieron de dos a tres tazas de café durante el día, registraron un 38% menos de probabilidades de padecer cáncer de hígado en comparación con quienes declararon no consumir esta bebida. Esta relación se incrementó a un 46% cuando se evaluó el riesgo de desarrollar otras enfermedades hepáticas crónicas.

Las investigaciones hallaron que la aromática infusión fomenta una menor acumulación de grasa y colágeno en el hígado. Otro dato importante es que tomar café regularmente permite prevenir el daño hepático que se produce a raíz  del abuso de alcohol, al tiempo que permite mejorar la acción del tratamiento antiviral en pacientes con hepatitis C crónica.

Otro estudio del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda (EEUU), respalda este resultado. En este caso, se utilizaron los datos de la Encuesta Nacional de Salud de Estados Unidos y Nutrición (NHANES, 1999-2010), seleccionando a un total de 27.793 participantes con más de 20 años.

Estos voluntarios respondieron un cuestionario sobre sus hábitos de consumo de café diarios. Se realizaron pruebas en sangre de distintos marcadores de la función hepática con objeto de determinar la salud del hígado de los participantes. Entre los marcadores seleccionados se encontraban: aminotransferasa (ALT), aminotransferasa (AST), fosfatasa alcalina (ALP) y transaminasa gamma glutamil transferasa (GGT).

Tomar tres o más tazas diarias de café al día – incluyendo el café descafeinado – resultó en niveles más bajos de todos los marcadores de la función hepática, en comparación con los que no consumían café nunca.

“Los hallazgos relacionan el consumo de café, descafeinado o no, con una reducción de los niveles de enzimas hepáticas. Es decir, los datos sugieren que los ingredientes del café, diferentes a la cafeína, pueden promover la salud del hígado”, señalaron los científicos autores de este trabajo publicado en la revista Hepatology.

Este beneficio hepático del café, se suma a otros ya comprobados para la salud, como:

– Reduce el riesgo de padecer diabetes.

– Disminuye las probabilidades de sufrir varias enfermedades cardíacas.

– Resulta efectivo para combatir el dolor de cabeza.

– Participa en la prevención de distintas enfermedades neurodegenerativas.

– Reduce el riesgo de padecer cálculos biliares o enfermedades en la vesícula.

– Permite una mejor digestión


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*