Te mostramos cómo preparar un delicioso café cubano

preparación del café cubano
preparación del café cubano

Si bien el café cubano es una bebida propia de Cuba y ampliamente consumida tanto por residentes o emigrantes, su ingesta ha ido creciendo y hoy día se consume en amplios sectores de la población mundial. En el presente artículo, te contamos cómo preparar un delicioso café cubano.

Lo cierto es que al preparar esta bebida debemos estar seguros de que consumiremos un café más espeso. O –si se quiere- más denso que los demás. El café cubano se caracteriza por concentrar mucho más sabor que un café convencional. Por eso se dice que el paladar de sus consumidores resulta un tanto especial.

Cómo es que se prepara el café cubano:

– En primer lugar deberás introducir agua fría –y sumamente limpia- en la cafetera. La idea es que el café sea preparado con agua totalmente pulcra. Pensando tanto en la salud del consumidor como también en el sabor que pretendemos lograr. Hay que estar muy atentos y preparar el café cubano con insumos que resulten saludables.

– Una vez lista el agua –pulcra y fría- al interior de la cafetera deberás introducir el café en el filtro. No está de más recordar que debemos asegurarnos también de la limpieza del filtro y así preparar un café cubano en óptimas condiciones de higiene y salubridad.

– Cuando el café y el agua están al interior de la cafetera es preciso prender el dispositivo para comenzar con la preparación propiamente dicha.

– Mientras el café se calienta podemos comenzar con la preparación de la (o las) tazas. Vale recordar que el café cubano es particularmente dulce. Razón por la cual la cantidad de azúcar a introducir resulta considerable.  Si la taza de café es pequeña, la cucharada de azúcar también debe serlo. Porque si bien es una bebida que se toma dulce no es preciso abusar de ello.

– Cuando el café empieza a hervir es preciso verter una dosis pequeña en la taza y comenzar con el proceso de batido. De esta manera y mientras lo que queda en la cafetera termina de hervir por completo, comenzaremos a preparar la taza. Una vez que hierve por completo vertimos en la taza y batimos todo el café hasta lograr una consistencia espesa que es característica esencial del café cubano.

Un Tip

Por último, un comentario en relación al producto definitivo. Es muy posible que si preparamos un café cubano por primera vez no logremos la consistencia y el sabor indicados. Pero como en todo estamento de la vida, con la práctica podremos mejorar. La idea es que pasado un tiempo, puedas lograr una consistencia perfecta. Y, en definitiva cuando termines de batir el café, reconozcas una capa cremosa en la parte superior de la taza. A esa capa, los propios cubanos la llaman “espumita” y lo cierto es que refleja el sabor más característico del café cubano.


Acerca de Ismael Naput 12 Articles
Soy nacido en Diamante y vivo en Santa Fe desde hace 24 años. Actualmente me encuentro estudiando Licenciatura en Comunicación Social.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*