Cafés de Bicicletas, una tendencia que marcha en dos ruedas

¿Qué son los cafés de bicicletas?
¿Qué son los cafés de bicicletas?

Estos cafés de bicicletas vienen llegando desde Europa para la largada…

Se trata de una novedosa propuesta de cafés o bares temáticos dedicados al mundo del ciclismo.

La idea al parecer surgió en Londres pero rápidamente se extendió al resto de Europa. Donde la bicicleta se está adoptando cada vez más como medio de transporte económico y ecológico al mismo tiempo.

Estos cafés y bares están dedicados especialmente a los amantes de este medio de locomoción  que se encuentran allí, rodeados de manubrios, ruedas, sillines y manillares colgados en sus paredes o estacionados en una esquina.

En las grandes capitales europeas como Lisboa, Madrid, Berlín o Estocolmo ya cuentan con sus propios Cycles Cafés o Cafés de Bicicletas.

Además de los típicos sillones y sofás, mesas y sillas, cuentan con espacios  reservados para realizar ajustes técnicos de los velocípedos. Por ejemplo allí se pueden componer los rayos de las ruedas, o bien inflarlas. Y en algunos de estos bares también se ofrecen a la venta cascos, candados, luces y hasta bicicletas.

La mayoría de estos lugares cuenta con acceso a internet, revistas del sector y exposiciones o charlas sobre ciclismo.

Cuando se realizan competencias ciclísticas internacionales, los cafés de bicicletas son el mejor lugar para disfrutar su transmisión en pantallas led.

Incluso en ellos se suelen organizar algunas travesías o competencias entre los aficionados.

¿Qué se puede consumir en los cafés de bicicletas?

Café, obviamente, cervezas, desayunos y meriendas, almuerzos  y todo tipo de pastelería.

Por lo general están abiertos seis días a la semana desde la mañana hasta las 18 hs aproximadamente.

En nuestro país, ya existen varios cafés de bicicletas. En Buenos Aires, y recientemente se inauguró el primero en la ciudad de Córdoba. Más precisamente en el polo gastronómico de barrio General Paz.

La propuesta no sólo es innovadora por el tema en sí,  sino que acompaña a una filosofía de vida más amigable con el medio ambiente. Añade a un concepto de vida más lento dentro  de la vorágine ciudadana. Brinda un espacio para la charla entre la gente que transita por allí.

Acerca de Eliana Marquez 2 Articles
Soy comunicadora social, redactora, community manager, profesora de lengua y madre de dos niños. Resido en Córdoba, Argentina.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*