El precio de un café en las diez ciudades más caras del mundo

Los economistas están habituados a comparar el precio de productos populares en distintas partes del mundo. Eso les permite conocer el índice de precios y tener una noción del costo de vida en una ciudad o país. Dado que el café es un producto tan extendido en su consumo en todo el mundo, es que conociendo el precio de un café en las diez ciudades más caras del mundo, podemos tener una idea de lo que cuesta la vida allí.

Atención, amantes del café, tengan en cuenta cuánto deberán pagar en las ciudades más caras del mundo para acceder a una taza de su infusión favorita.

Singapur es la ciudad más cara del mundo, para una taza de espresso en la zona de Orchard Road hay que desembolsar 2,5 dólares de Singapur, que equivalen a 1,5 euros, mientras que un café con leche demanda unos 4 (2,5 euros), lo cual no es tanto. Pero si en cambio elegimos pedir café en alguno de los restaurantes del complejo Marina Bay Sands, que es uno de los hoteles más caros del mundo, entonces un espresso puede costar 5 euros, mientras que el café con leche sale 6.

En París, el café forma parte de la cultura, es imposible visitar esta ciudad y no sentarse a tomar un café en las mesas de la acera de algunos establecimientos de los más famosos de la ciudad, tal es el caso de Les Deux Magots (foto) o Le café de Flore, donde el café cuesta 4,60 euros, y con leche 5,70. Pero en una cafetería normal el café solo sale por 2 euros y con leche, unos 4.

Oslo también es una ciudad cara. En el Hotel Continental de Oslo, uno de los más suntuosos de la ciudad, una taza de café cuesta 49 coronas noruegas, equivalentes a 5,20 euros.

Un espresso en el popular Cabaret Voltaire de la ciudad suiza de Zurich, que es el centro de reunión cultural de la ciudad, cuesta 4 francos suizos (3,72 euros) y un café con leche 4,5 francos (4,18 euros).

En Sydney, si tu elección es pedir café en el restaurante Aria, con magníficas vistas a la ópera de Sydney, cuesta 6 euros. Pero un espresso en una cafetería normal del centro de la ciudad ronda los 3 euros.

Melbourne también tiene fama de ciudad cara. Un espresso en una cafetería del centro de Melbourne cuesta unos 2,5 euros. Pero curiosamente, ordenar una taza en el hotel de lujo Grant Hyatt cuesta algo menos: el equivalente a 2,21 euros.

La ciudad suiza de Ginebra es otro de los destinos urbanos costosos, donde un espresso en el Hotel Richemond cuesta 10 francos suizos (9,29 euros) y un café con leche 12 francos (11,15 euros), aunque en cualquier bar no conocido de la ciudad, la taza costará poco más de cuatro euros.

En el caso de Copenhague, más precisamente en Granola – una conocida cafetería de la ciudad – la taza de espresso tiene un precio de 28 coronas danesas que representan unos 3,75 euros. Un café con leche, 40 coronas o 5,36 euros.
Hong Kong es una ciudad cara, y también para tomar café: hay que pagar unos 7 euros, pero el precio es más uniforme, ya que en el exclusivo Hotel Mandarín Oriental, cuesta 7,73 euros.

Llegamos así a la urbe coreana del sur Seúl, donde hay que pagar unos 5,4 euros para tomar café, y si la opción es el Lotte Hotel, uno de los más lujosos de la ciudad, entonces habrá que desembolsar unos 12 euros.

El precio de un café en las diez ciudades más caras del mundo


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*