La costumbre del café en diferentes países del mundo

La costumbre del café en distintos países del mundo
La costumbre del café en distintos países del mundo

A estas alturas, la cultura de beber café está globalizada, y no debe haber rincón en la Tierra donde no se consiga una taza.

Sin embargo, las costumbres referidas a cómo se toma el café, varían muchísimo de país en país. Por ello, amerita este breve repaso por la costumbre del café en diferentes países del mundo.

El café como hábito y cultura surge en Europa occidental en el siglo XVIII, y poco a poco se fue extendiendo por todas las latitudes. En países de Medio Oriente, la costumbre proviene de tiempos inmemoriales, desde el origen mismo del café como tal.

Italia tiene un papel preponderante por haber inventado los bares, es el décimo país del mundo en cuanto a consumo. Este país además tiene el privilegio de haber creado el delicioso espresso. Destaca la ciudad de Nápoles, por ser donde la patria del espresso, del ristretto, del macchiato, entre otros.

En París la costumbre está más ligada al lugar. Los tradicionales cafés parisinos acogen desde hace ya un par de siglos a intelectuales como Voltaire y Balzac y sus históricas tertulias, también a bohemios o a personas en general que desean tomarse una pausa durante el día y ocupar una mesa sobre la acera. Lo más habitual en Francia es disfrutar de un café filtro junto a croissants o baguettes.

Estados Unidos es el país principal consumidor de café del mundo y lo toman a toda hora en mugs o grandes vasos de papel o térmicos.

La costumbre pasa por beber el café filtrado. También se han hecho populares algunas mezclas y saborizados de la mano de las cadenas de café para llevar.

En Estambul el café tiene un importante papel para la sociedad, la política, la religión y la hospitalidad. Lo beben al estilo turco, con un café muy molido y refinado al punto de lograr un polvo. Por ello, se prepara la infusión sin colar. En este país, un refrán expresa lo que el café significa para ellos: “beber una taza de café juntos garantiza cuarenta años de amistad”.

La ciudad de Viena cuenta con más de cincuenta recetas de preparación. También es una costumbre arraigada en la ciudad, combinada con su pastelería tradicional de excelente sabor.

En Alemania prefieren el café por la mañana y durante el día, es posible tomar alguna taza más. Pero se hace rápidamente y a pie en los Stehkaffee, para luego seguir camino con las actividades diarias.

En la ciudad de Tokio, el café se considera una bebida energética que se toma fría. Ya sea en lata o en botella de plástico. Es habitual entre los japoneses que habitan la capital tomar su café en bares o máquinas de vending, que son muy numerosas en las ciudades.

Desde luego, quedan muchos países por recorrer. Pues el café adopta en cada rincón sus características únicas, unidas a las costumbres locales.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*