Mantenimiento de cafeteras, algunos consejos

Mantenimiento de cafeteras
Mantenimiento de cafeteras

Cuando adquieres una cafetera, si eres amante del café, sabrás que de su correcta higiene y mantenimiento depende en buena parte la calidad de la infusión que obtendrás.

Es por ello que es importante considerar estos consejos para el mantenimiento de cafeteras, de acuerdo al tipo de máquina.

En general, es el propio fabricante quien da las indicaciones precisas para cada modelo en particular, y lo más sensato es seguir esas recomendaciones, pero no obstante es bueno tener una idea general de qué se trata este proceso de mantenimiento.

El agua utilizada para preparar café va dejando residuos minerales, que con el correr del tiempo forman depósitos, es el sarro que puede arruinar la cafetera, y es necesario eliminar para mantenerla funcionando en forma óptima, más aún si utilizas agua corriente de la zona en donde vives y tiene un contenido de minerales considerable, que puede obstruir los conductos.

Los fabricantes recomiendan limpiar la cafetera cada seis meses si se vive en un área de aguas normales, y cada tres meses para aquellas zonas de aguas duras.

También es importante considerar cuánto uso le das a tu cafetera y cuánto café preparas.

Si le das un uso más intenso, deberás limpiarla antes de lo recomendado, no tanto si la usas ocasionalmente.

Depende también del tipo de café que preparas habitualmente, ya que – por ejemplo –los expresos no requieren mucho vapor o agua, mientras que los capuchinos sí lo hacen.

Algunos consejos útiles de mantenimiento dependiendo del tipo de cafetera

Algunas cafeteras – las más modernas – tienen un sistema antisarro. Una luz se enciende cuando la acumulación es importante, para que se proceda a realizar la limpieza.

Las cafeteras de filtro habituales, se pueden limpiar con una solución de dos partes de agua por una de vinagre. Colocar un filtro limpio y verter la solución en el depósito.

Encender la cafetera como se hace habitualmente, y dejar funcionar.

Una vez que haya terminado el ciclo, desechar el filtro y la solución.

Apagar la cafetera y dejar que se enfríe durante aproximadamente 15 o 10 minutos.

Finalmente, enjuagar la cafetera con agua limpia hasta que ya no quede ningún olor a vinagre.

Muchas cafeteras del tipo expresso, también se limpian con agua y vinagre, en forma similar. Se coloca la solución en el depósito de agua, sin colocar café, enjuagando y desechando luego.

Pero conviene en estos casos corroborar que el fabricante recomiende la realización del procedimiento.

Finalmente, también hay una recomendación a considerar para el mantenimiento de las famosas y tan en auge cafeteras Nespresso.  Después de cada uso, dejar correr el agua sin cápsula durante cinco segundos. Con esto se evita el depósito de granos de café dentro del sistema.

En el caso de tratarse de una máquina automática, deberá reprogramarse el tiempo de extracción.

Para descalcificar regularmente estos equipos (algo recomendado para obtener un café de buena calidad y óptima temperatura), la firma ofrece equipos de limpieza especiales para las máquinas.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*