Mitos sobre el Café

Siempre existió la duda si el café hace daño o no a la salud. Existen varios mitos que pueden llegar a engañarnos. Mejor es investigar sobre este tema.

 

¿Consumir café todos los días puede afectarnos?

La respuesta creo que ya lo sabíamos, todo depende de la cantidad y de la tolerancia de su consumo. La mayoría de los estudios que se realizaron sobre ese tema, indicaron que el consumo moderado de café, hasta 3 tazas al día, no hace daño y puede, incluso, tener algunos efectos beneficiosos para la salud.

Por eso, resaltemos los efectos más importantes recordando que la clave de todo en la vida es la moderación.

 

La ingesta moderada (no más de 3 tazas de café al día) proporciona los siguientes beneficios:

  • Disminuye el dolor de cabeza. La cafeína produce un efecto vasoconstrictor (disminución del diámetro de los vasos sanguíneos dilatados). En muchos casos, la vasodilatación puede ser motivo de dolor de cabeza.
  • Estimula el sistema nervioso central y otros órganos del cuerpo, por lo que disminuye la somnolencia, retarda la sensación de fatiga, aumenta la sensación de bienestar y euforia y facilita el trabajo mental, ya que agiliza el procesamiento de la información y mejora la velocidad de reacción.
  • Te mantiene despierto y estimula el rendimiento mental. El café tiene un efecto estimulante por su composición química y la cafeína, la cuál es su ingrediente activo más importante.
  • Puede disminuir el riesgo de algunas enfermedades. La capacidad antioxidante del café puede detener los radicales libres y así detener el deterioro de las células, por lo que su consumo está asociado a una menor incidencia de cáncer, mal de Parkinson y enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora el rendimiento atlético. En atletas de alto rendimiento ó deportistas recreativos, podría ser benéfico en dosis adecuadas para mejorar el rendimiento, ya que la cafeína aumenta la contractibilidad muscular.

 

Riesgos del consumo excesivo:

  • Ansiedad y sueño

El café también causa insomnio en algunas personas, mientras que ayuda a otras a tener un sueño más profundo. También puede causar ansiedad e irritabilidad, en personas con un consumo excesivo de café, e incluso retraimiento en otras formas.

  • Colesterol

Un estudio ha demostrado que el cafestol, una sustancia que está presente en bebidas de café hervidas, aumenta considerablemente los niveles de colesterol, especialmente en mujeres. El café filtrado sólo contiene trazas de cafestol.

 

La pregunta que nunca falta ¿En realidad el café quita el sueño?

La mayoría de las personas culpan al café de que no los deja dormir, y por eso evitan tomarlo hacia el final del día. Todos sabemos que el café nos reanima durante el día y conocemos su efecto inmediato de mantener despierta nuestra atención. Esto puede significar que tardemos más en dormirnos, pero los estudios efectuados demuestran que la fase de ensoñación del sueño no se ve afectada.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*