Plantaciones de café panameñas y sus recolectores: los Ngäbe

Algunas personas llaman al Istmo de Panamá “la encrucijada del mundo”. Ciertamente, el registro arqueológico indica que varias culturas han ido y venido en los últimos diez mil años en la zona. Cuando Colón llegó a América hace unos 500 años el pueblo Ngäbe-Buglé, los recolectores de café ya estaban aquí. ¡Conozcámoslos!

Los Ngäbe son los recolectores de café de temporada. Ellos viven en una gran reserva llamada la Comarca que se extiende desde la división continental hasta el Océano Atlántico. Cuando comienza la temporada de café ellos migran por el costado occidental o del Pacífico del volcán para ayudar con la cosecha. Muchos sobreviven durante todo el año con el dinero que ganan a partir de la recolección de café. Se quedan allí habitando viviendas rústicas proporcionadas por las fincas de café. Algunos se quedan todo el año y tienen puestos de trabajo en otras industrias locales.

cafe03

 

  • La economía de una granja de café

La mayoría de las fincas de café no tienen mucho dinero. Con la economía actual de la agricultura, los recolectores de café no alcanzan a ganan un salario digno y las granjas no pueden permitirse el lujo de pagar uno. Incluso el comercio justo no asegura que el dinero llegue a los recolectores. Es por ello que debemos tener conciencia de este tipo de situaciones y, por su bienestar y el de nuestro preciado café, pedir por mejores condiciones para ellos.

Las pequeñas explotaciones venden cerezas sin procesar de las que sacan muy poco beneficio. Las grandes granjas venden mayormente judías verdes y esto también es un negocio de bajo margen, donde las economías de escala son importantes. En ambos casos, los costes de la recolección del café son uno de los mayores costos anuales para el caficultor.

Otros costos incluyen la fertilización, la tala de la hierba y la maleza debajo del café, el tratamiento de las enfermedades, poda, crecimiento de nuevas plantas y la siembra, el transporte de las cerezas y los trabajadores; y la reparación sin fin de malezas y su sustitución, motosierras y pulverizadores. Estos costos representan aproximadamente el 60% del precio típico del café, dejando el 10% como “ganancia neta” para el agricultor, en promedio, o 1 dólar por lata entregada. No es posible vivir de la renta de una pequeña granja de menos de cinco hectáreas a menos que usted también esté usando la tierra para la agricultura de subsistencia. Sin embargo, si los productores de café son pobres, los Ngäbe son indigentes.

cafe01

 

  • ¿Cómo es el pueblo Ngäbe-Buglé?

Los Ngäbe son quizá un pueblo pobre en la historia presente, pero que tiene un rico pasado. Cuando los primeros españoles llegaron a América Central fue durante la época de los piratas y las caza de tesoros donde los antepasados ​​del pueblo Ngäbe tenían mucho oro. Todavía se encuentra parte de ese oro en las montañas. Usted todavía puede obtener una panorámica de los ríos de oro y se supone que existen muchos que todavía permanecen enterrados bajo tierra. Algunos dicen que el Ngäbe logró salvar parte de su oro y hay un alijo gigante en un lugar secreto oculto en las montañas de la divisoria continental, lejos en el bosque nuboso. Si existe, es un secreto bien guardado.

Los Ngäbe son un pueblo apasionante, en un mundo donde la mayoría de las cosas son iguales e intrascendentes, tienen una diferencia refrescante acerca de ellos. No se trata sólo de que hablan Ngäbe y la mayoría ni siquiera hablan nada de español en Panamá. Hay un lenguaje corporal total y una diferente forma de comunicación. Ellos usan la boca donde nosotros utilizamos las manos y donde utilizamos bocas ellos utilizan las manos.

cafe04

 

Sé que muchos entusiastas del café quieren hacer lo correcto con su dinero y se preocupan por salarios justos y buenas condiciones laborales. Cómo llegar a saber lo que pasa en el origen puede ser muy enriquecedor, ampliando la mente y simplemente divertido. Un viaje a una granja es la opción ideal, ponerle nombre a esos rostros y sacarlos del anonimato. Encontrar el nombre del país, la región de cultivo y la granja en su bolsa de café tostado. Algunos tostadores de café incluso incluyen el nombre del agricultor en la bolsa.

Esperemos que la próxima tendencia en lo que a café refiere acerque aún más transparencia sobre el origen del café mismo. Menos dependencia de las certificaciones de café que sólo los grandes productores de café pueden darse el lujo de hacer. En vez, mayor énfasis en conocer las granjas, sus prácticas, e incluso a los mismos recolectores, todos en un nivel más personal que ayudarían tanto a los agricultores como a aquellos que trabajan las granjas.

 


Acerca de Natán Gasparotti 16 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*