¿Conocías éstas bebidas alcohólicas con Café?

Bebidas alcoholicas con cafe

Porque aquí en AmantesDelCafé sabemos que el café no sólo es bueno a la mañana, les preparamos este artículo donde dialogaremos un poco sobre recetas de cocteles que llevan café y cómo han llegado a establecerse en los menús más distinguidos.

Café y el alcohol: para estupendas bebidas o cócteles

Hoy en día, podríamos decir que la industria del café está en su “tercera ola”. Los productores y baristas brindan atención a cada detalle del proceso. De la misma manera, el enfoque de esta década en cuanto al café mezclado con alcohol es mucho más sofisticado.

El café y los licores tienen una afinidad natural. Una razón puede ser que las propiedades estimulantes de la cafeína contrarrestan los efectos del alcohol como droga depresora. Esto consigue dejarnos alerta y desinhibidos al mismo tiempo (aunque suena un poco inestable). Una cosa es cierta, el café y las bebidas alcohólicas han sido socios en el crimen desde hace mucho tiempo.

Según maestro coctelero Claire Smith, ya en el año 1795 los suecos mezclaban vodka y café con esta receta: “Ponga una moneda en una taza. Vierta el café hasta que ya no pueda ver la moneda. Vierta el vodka hasta que se pueda ver la moneda otra vez”. Podríamos agregar: Repita hasta que esté viendo doble. Cierto, puede parecer chistoso pero es así cómo lo realizaban.

Por otra parte, la mezcla contemporánea más conocida de café y bebudas alcohólicas es el café irlandés. En los años ‘40, un chef en el Aeropuerto Foynes en Irlanda saludó a los pasajeros de un vuelo desviado con café y whisky para aclarar su estado de ánimo. La bebida finalmente llegó hasta EEUU, a través de Buena Vista Café de San Francisco, donde hoy se sirve hasta 2000 cafés irlandeses en un solo día.

La nueva ola del café

Da acuerdo a Cora Lambert, Directora de TriBeCa RBC NYC, “cuando estás hablando de café, se está buscando gustos similares a las bebidas alcohólicas. Por ejemplo licores y vinos: amargor, dulce, ácido”; señalando que estas son las mismas cosas que un barman está pensando al momento de realizar un cóctel. De este modo, es poco sorprendente que los dos mundos estén empezando a colisionar, comenzando a compartir más cosas en común.

Por ejemplo, en casa, usted puede comenzar a probar con licor de café ampliamente disponible como Kahlua o probando uno de varios licores nuevos como Galliano Ristretto o Heering. Recuerde que los cócteles no centran su atención en el hecho de emborracharse, sino que le proveen del espacio para una experiencia sensorial degustativa, para que encante su paladar con una nueva delicia. La amargura del café es en sí misma un elemento saborizante importante. Se podría decir que “despierta el paladar y permite una mayor percepción de la dulzura y el sabor”, como asegura Claire Smith.

Algunas recetas de Cócteles con Café que merecen atención

Ciertamente, el café se presta a la creatividad, y estas bebidas lo representan a la maravilla, siendo osadas, creativas y, sobre todo, deliciosas.

Arquitectos y Reyes

SST Relkin de Sable en Chicago creó este sabroso cóctel selvático que cuenta con amargo Amaro Abano y centeno. Mientras que el amaro amplifica la propia amargura del café, la bebida caliente se suaviza con la crema, el brandy de manzana y azúcar Demerara.

Ingredientes

  • 3/4 onza de centeno
  • 3/4 onza de Amaro Abano
  • 1/2 onza de jarabe de Demerara
  • 3/4 onza de Brandy de Manzana
  • 2 pizcas de amargo de Angostura
  • 4 onzas de café caliente

Decoración: Crema batida (a gusto)

Primero, combine el centeno, Amaro Abano, el brandy de manzana, jarabe de Demerara y amargo de angostura en una cacerola pequeña y revuelva. Caliente hasta que vea vapor, pero no permita que hierva. Luego caliente la copa bajo un chorro de agua caliente y séquela. Vierta la mezcla en el vaso y añada el café caliente. Cubra con una cucharada de crema batida y sirva caliente.

Anthora Pilsner

En Italia, un espresso se sirve a menudo con un toque de limón para alegrar el sabor. Pero Leo Robitschek de Eleven Madison Park, evoca la clásica combinación de limón con el café en una bebida que añade un amaro agridulce y aquavit alcaravea con aroma. Se sirve en un vaso pilsner, que inspiró el nombre de la bebida.

Notas: Para hacer el jarabe de caña, combine 1/2 taza de Demerara o caña de azúcar con 1/2 taza de agua. Caliente hasta que hierva a fuego lento. Revuelva hasta que el azúcar se disuelva y el almíbar espese ligeramente. Deje que se enfríe. El jarabe se puede mantener en el refrigerador hasta por siete días.

Ingredientes

  • 1/2 onza de jarabe de caña
  • 3/4 onza de jugo de limón fresco
  • 3/4 puños de cerveza fría
  • 1/2 onza de Krogstad aquavit
  • 3/4 onza de Punt e Mes
  • 1/4 onza de Averna

Decoración: ramita de menta y cáscara de pomelo

Primero combine el jarabe de caña, jugo de limón, café cerveza fría, aquavit, Punt e Mes y Averna en un vaso mezclador y llénelo de hielo. Revuelva hasta que estén bien refrigerados, unos 20 segundos. Luego coloque en un vaso lleno de hielo picado y decore.


Acerca de Natán Gasparotti 16 Articles
Ha estudiado Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UCSF. Fotógrafo, escritor y corrector; cuyos gustos diversos, curiosidad y sed de conocimiento lo han llevado a desempeñarse como escritor para redes de blog sobre temas de interés.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*