Cafetera italiana o moka, la preferida de los maestros del café

Cafetera italiana o moka, la preferida de los maestros del café

Cafetera italiana o moka, la preferida de los maestros del café

Cafetera italiana o moka, la preferida de los maestros del café. Máquinas de café.

 

Los italianos han adoptado al café como parte de su cultura, y es por ello que son verdaderos maestros puesto que si bien no es un producto nativo de sus tierras, ellos sí que han sabido desarrollar los mejores métodos para prepararlo – como la famosa cafetera a presión y su producto, el espresso – y además, encontrarse para un café es algo que los italianos tienen muy incorporado. La cafetera italiana o moka, es otro de sus grandes inventos y está presente en todos los hogares de aquel país.

Popularmente, se la conoce como greca o macchinetta (que significa “maquinita” en italiano), es una cafetera espresso que mediante vapor de agua elabora café. Este invento data del año 1933, es un diseño de Luigi De Ponti en nombre de Alfonso Bialetti. De hecho, la firma Bialetti continúa produciendo el mismo modelo de cafetera, que se llama Moka Express.

Es una cafetera hogareña muy

La cafetera moka es popular en Europa y existe en diferentes tamaños, para preparar desde una a 18 tazas de 50 ml. El diseño original era de aluminio con asa de baquelita.

Esta cafetera ofrece de forma sencilla la posibilidad de saborear café tipo expreso, cuya característica es que el paso de agua a alta presión y temperatura hace que la infusión adquiera su sabor y características especiales. Esto se debe a que la utilización del vapor que se produce al hervir el agua, extrae mayor cantidad del aceite del café, por lo que la bebida suele tener más cuerpo que la que se obtiene de las cafeteras a goteo. Claro que todo depende enormemente del tipo de grano de café así como de su nivel de tostado, la finura del molido y la temperatura utilizada.

Cabe aclarar que sin embargo, el café por goteo al tener mayor tiempo de contacto del café con el agua hace que se extraiga mayor cantidad de cafeína, por lo que contrariamente a lo que suele creerse, este café tiene menos contenido del alcaloide.

En la cafetera moka, se coloca agua en la cámara inferior y café en la superior, ambas unidas por un pequeño orificio. Se coloca al fuego y así al hervir el agua y generarse vapor, la presión desplaza el agua hasta la cámara superior.

El agua sube pasando a través del embudo, empapando el café molido y terminando así en la cámara superior, donde se acumula el café que se licua por condensación.

Cuando la cámara inferior está casi vacía, se forman burbujas que producen un característico sonido de gárgaras, es momento de quitarla del fuego para evitar que se queme.

Como consejo de uso, vale decir que este tipo de cafeteras necesitan que se reemplace de forma periódica el sello de goma así como el filtro y que se verifique que la válvula de seguridad no está obstruida.

Luego de usarla, se puede observar una fina capa aceitosa residual del café en el interior del tubo, en el filtro y en la cámara superior. Se recomienda conservar esta capa, que evita el contacto entre el café y la pared de aluminio, que puede dotar al café de un ligero sabor metálico. Por ello, se debe enjuagar la cafetera con agua, pero sin utilizar jabones o detergentes.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*