Receta de origen italiano: Café expreso

El café expreso es una de las preparaciones a base de café de mayor tradición en todo el mundo, y que está catalogada como una de las más perfectas y artísticas  maneras de beber un café.

El expreso, como su nombre lo indica, es de origen italiano también se lo conoce como café exprés, espresso o solo. Este tipo de café se caracteriza por elaborarse en una cafetera y por tener un sabor mucho más concentrado que otros tipos de café.

Seguramente, les resultarán familiares ciertas publicidades televisivas donde se promocionan máquinas ideadas para preparar las distintas versiones de café expreso. Siempre se lo presenta como un café de gran sabor que marca una diferencia importante entre otras recetas de café.

Asimismo, como lo dice su nombre, es un café que se prepara  al instante y debe beberse en el momento para apreciarlo. Su manera de preparación hace explotar el sabor y aroma del café de una manera única, permitiendo degustarlo profundamente.

Por otra parte, el café expreso tiene sus propias variantes que están compuestas por diversos ingredientes y tienen distintos tiempos de paso por agua, todo esto da como resultado café expreso con distintos estilos.

 

Receta de origen italiano: Café expreso

En primer lugar, se encuentra el café expreso, se elabora a partir de 7 gramos de café molido más agua caliente que sale a presión por aproximadamente 20  a 30 segundos. El resultado son 30 mililitros de café.

En segundo lugar, tenemos el café expreso doble, en este caso la medida de café es el doble, y el tiempo que pasa el agua por el café es el mismo. Con esto se obtiene el doble de café por lo que se requiere una taza de mayor medida para servirlo.

El café expreso corto o ristretto ocupa el tercer puesto, se trata de un espresso preparado con una medida de 7 gramos de café molido y un tiempo de paso por agua que va desde los 15 a 20 segundos. Con esta receta se obtienen 15 mililitros de café, y su sabor es aún más concentrado que en el espresso o espresso doble, ya que al pasar menor tiempo por agua se concentra más el sabor del mismo.

Cuarto en la lista aparece el café expreso largo o lungo, la receta para este tipo de expreso es de 7 gramos de café pasados por agua entre 30 a 40 segundos. Esto hace que el resultado sea un café más liviano, no tan concentrado.

En el puesto número cinco, está el café expreso cortado o macchiato también llamado café manchado o marrón. Se trata de un café expreso al que se le agrega entre 10 y 15 mililitros de leche que puede estar caliente o fría. Eso dependerá de lo que el cliente requiera.

El Capuchino es la receta número seis en cuanto a expresos se refiere, consiste en un expreso con leche caliente espumosa y canela o chocolate para saborizar sobre la espuma.

Por último, tenemos el Latte Macchiato, aquí nos encontramos con un café que lleva la mayor medida de leche y sólo una mínima medida de café expreso. Se lo suele denominar comúnmente lágrima.

Estas son las distintas maneras de disfrutar de un expreso, podemos prepararlo en casa y degustar un delicioso café al estilo italiano.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*