Un clásico de los amantes del café: Café de Java

cafe de java indonesia

El cultivo del café en Java, Indonesia, se introdujo por parte de los holandeses en el siglo XVII cuando la isla formaba parte de su colonia de las Indias Orientales. Se hizo tan popular en Occidente que en algunos sitios se llamaba java al café.

Aunque en un principio solo se cultivaba la variedad Arábica, esto fue cambiando. En la década de 1880 una plaga acabó con gran parte de las plantaciones, y los holandeses decidieron utilizar variedades mas resistentes, Liberica y más tarde Robusta. Las viejas plantaciones de la época colonial dan solo una fracción del café cultivado en la isla, aunque esta, de variedad Arábica, es la de mayor valor.

El café de Java tiene un sabor distintivo venerado por los amantes del café, fuerte, picante y dulce. La producción de café arábica mas buscada de Java se centra en la meseta de Ijen, en el extremo oriental de la isla, a una gran altitud, entre selvas tropicales y montañas volcánicas. Es una de las mejores zonas productoras del mundo, la tierra volcánica es rica en nutrientes, y proporciona un buen drenaje a las raíces. El café se cultiva principalmente en las grandes haciendas que fueron construidas por los holandeses en el siglo XVIII y que actualmente son gestionados por el gobierno de Indonesia.

En estas fincas, después de la cosecha, transportan los granos maduros a sus fábricas donde se procesan por el método húmedo. Esto se traduce en un café con buen cuerpo, y una impresión general dulce. Los granos se dejan secar y descansar expuestos al aire caliente y húmedo incluso durante la estación lluviosa. A medida que envejecen, los granos cambian de verde a marrón claro, y aumenta su sabor mientras que pierden acidez. Una variedad conocida como Old Java u Old Brown incluso tiene mas de dos años de edad.

Hasta bien entrado el siglo XVIII los europeos tenían un menú limitado de cafés para elegir: Moca, el café del actual Yemen (embarcado en el puerto de Moca), y Java, introducido por los holandeses en su colonia en el Pacífico.

En consecuencia, estos dos cafés se unieron para formar la primera mezcla del mundo. En los años siguientes, los cafés de América Latina comenzaron a ganar importancia y hoy en día dominan el comercio mundial de café, pero la mezcla de Moca-Java exhibió notable tenacidad. El nombre ha aparecido en mezclas de café durante trescientos años y aún hoy es posible encontrarla por lo que la persistencia posiblemente no se deba solo al nombre que le entregó la historia sino a la riqueza de la mezcla arábica en sí misma.

Java es también una fuente de Kopi Luwak, conocido como el café más caro del mundo, obtenido mediante la alimentación de civetas en cautividad con las cerezas maduras de café.

 

Cómo se prepara el Café de Java:

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 cucharadas soperas de café tostado claro y molido medio.
  • 4 cucharadas de cacao soluble en polvo.
  • 1 litro de agua.
  • 8 Malvaviscos o bombones.
  • Azúcar al gusto.

Preparación:

  1. En una cafetera de filtro se distribuye el café tostado claro y molido medio.
  2. En la cafetera se sirven las 4 cucharadas de cacao en polvo.
  3. Se hace pasar agua hirviendo a través del filtro conteniendo el café tostado y molido.
  4. Se retira el filtro con los posos o borras, evitando que continúe goteando.
  5. Se mezcla perfectamente el café en la cafetera.
  6. Se adorna cada taza con 2 malvaviscos o bombones.

 

Fuentes: www.bedri.es, http://infusionistas.com

Por favor, ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *