Los amantes del verdadero Café italiano

Café italiano

Aunque el café no sea autóctono de Italia, este pequeño país europeo es considerado uno de los más adeptos y apasionados por esta bebida. Los expertos en café dicen que el secreto está en la calidad de sus granos. Así como el minucioso y correcto proceso de tostado, cualidades que respaldan la magnitud de sus exportaciones y éxito del café italiano en el mundo.

En Italia beber café tiene un significado especial: forma parte de un ritual cotidiano, ya sea en soledad o en compañía, sentado en la vereda de algún bar mientras se lee un diario, o al paso en la cafetería para reanimarse a media mañana, por ejemplo, con su aroma y sabor, y seguir trabajando.

Si bien no es necesario vivir en Italia para tomarse una taza de auténtico café italiano, los amantes del café saben muy bien que no hay otra mejor manera de experimentarlo que viajando al país mismo. ¡Y qué mejor motivo que ése! Elegir como destino Toscana por ejemplo, y poder pedir un café que cumpla con todas las exigencias italianas. Generalmente muy intenso en pequeñas dosis: el típico caffè o café expreso.

Y si viajan a Italia, no se puede pasar por alto una taza de capuccino. Una de las opciones más populares resultado de incorporar leche caliente, café expreso y espuma (en proporciones de un tercio de cada uno), espolvoreado con canela o cacao.

Los italianos son creadores de variedades como el caffè macchiato, el caffè latte, el caffè schiumato, o el caffè freddo. Demuestran ante los ojos del mundo, que son unos exigentes y apasionados amantes del café. Y que velan por su calidad desde la cosecha de grano, hasta su correcto preparado.

Por favor, ¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *