El café, buen aliado del ejercicio

El café y el ejercicio
El café y el ejercicio

Las personas que gustan de llevar una vida activa y de practicar ejercicio, pueden beneficiarse de tomar una taza de café antes de comenzar su entrenamiento.

En efecto, el café tiene beneficios que resultan muy buenos a la hora de practicar deportes o hacer algún ejercicio.

Las últimas investigaciones científicas en cuanto al café, han señalado que no es el “villano” que se creía hasta hace poco. Un consumo moderado puede ser beneficioso.

En línea opuesta al concepto de que el café eleva la tensión arterial, parece que tiene ciertas ventajas funcionales; si se consume antes de hacer ejercicio en base a estudios científicos. Una reciente investigación señaló que los atletas que tomaron café antes de entrenar, lograron quemar hasta un 15 por ciento más de calorías en las tres horas siguientes al entrenamiento.

Este efecto se logró con 4,5 mg de cafeína por kilogramo de peso corporal. Que se condice con lo que muchas personas toman cada mañana. En efecto, café puede aumentar su metabolismo hasta en un 20 por ciento. Es un estimulante del metabolismo a tener en cuenta.

Otra de las ventajas del café es que mejora la microcirculación. De acuerdo a otro estudio donde se pudo comprobar que tras beber café, la circulación capilar aumentó un 30 por ciento. Esto redunda en una mejor oxigenación de los tejidos, aumentando el rendimiento físico.

Una dosis de cafeína equivalente a dos o tres tazas de café tomadas una hora antes de un entrenamiento de media hora de duración, ayuda a disminuir el dolor corporal. Esto haría que las personas aumenten la intensidad de sus ejercicios. Tanto o hasta un poco más que al recibir una dosis de aspirina o naproxeno.

Resulta más fácil el ejercicio

Existe además evidencia de que la cafeína puede reducir el nivel de esfuerzo percibido en más de un cinco por ciento. Logra que se perciba como “más fácil”. Asimismo, la cafeína mejora el rendimiento del ejercicio. Más de un 11 por ciento, en relación con la reducción de la percepción del esfuerzo.

Pero además, el café desencadena un mecanismo en el cerebro que libera un factor de crecimiento. Se llama Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro o BDNF, por sus siglas en inglés. Se relaciona además al neuromotor. La degradación Neuromotor es parte del proceso que explica la atrofia muscular relacionada con la edad. Eso significa que el café ayuda a mantener a los músculos jóvenes.

Pero además, como beneficio adicional, el BDNF también activa las células madre del cerebro. Estas convierten nuevas neuronas, lo que se traduce en un mejor funcionamiento de la memoria.

Cabe señalar la importancia de beber el café como tal y no simple suplementos de cafeína. La mezcla natural de polifenoles antioxidantes (incluyendo el ácido clorogénico), bioflavonoides, vitaminas y minerales es la que produce los muchos efectos benéficos. Algo que no se consigue ni en píldoras, ni en bebidas energizantes.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*