El café ayudaría contra la inflamación relacionada a la edad

El café para prevenir la inflamación relacionada a la edad
El café para prevenir la inflamación relacionada a la edad

La cafeína podría contrarrestar la inflamación que viene con el envejecimiento, según un nuevo estudio.

La diferencia podría darse con unas pocas tazas de café al día, afirmó el co-autor del estudio y profesor de microbiología e inmunología de la Universidad de Stanford, Mark Davis. Los hallazgos del estudio pueden explicar por qué los bebedores de café tienden a vivir más tiempo que los que no beben café, sugirieron los investigadores en un comunicado de la Universidad de Stanford.

El estudio se compuso de algunas partes: Primero, los investigadores analizaron datos de más de 100 personas que participan en un estudio en curso, llamado la cohorte Stanford-Ellison, que tiene como objetivo investigar cómo el sistema cambia durante el envejecimiento. Los investigadores revisaron las muestras de sangre de los participantes, los datos de las encuestas y las historias médicas y familiares.

Los resultados mostraron que los participantes mayores tenían niveles más altos de una proteína inflamatoria, llamada IL-1-beta, en comparación con los participantes más jóvenes. Además, entre los participantes más viejos, aquellos con niveles más altos de IL-1-beta tuvieron un mayor riesgo de arterias rígidas, presión arterial alta y mortalidad durante el período de estudio, en comparación con los que tenían niveles más bajos de esta proteína inflamatoria.

Para identificar si había alguna relación causal entre la IL-1-beta y condiciones como la presión arterial alta, los investigadores realizaron un estudio sobre ratones. Los científicos descubrieron que inyectar los ratones con sustancias que aumentaban la producción de IL-1-beta desencadenó grandes cantidades de inflamación e hipertensión, apoyando la idea de una relación causa-efecto, dijo Davis.

A continuación, los investigadores investigaron por qué algunos adultos mayores mostraron una menor activación de los genes que codifican IL-1-beta, y encontraron una correlación interesante: Los participantes mayores que informaron que consumieron más bebidas con cafeína generalmente mostraron una menor activación de estos genes causantes de la inflamación.

Cuando los investigadores examinaron nuevamente las muestras de sangre de los participantes mayores, encontraron que aquellos cuya sangre tenía niveles más altos de cafeína y sus productos degradados mostraron una activación menor de estos genes que los participantes cuya sangre tenía niveles más bajos de cafeína y sus productos degradados.

Los investigadores se volvieron al laboratorio para confirmar una relación causa-efecto. Esta vez, agregaron cafeína en las células inmunes humanas que crecen en los platos de laboratorio, junto con los compuestos que desencadenarían la inflamación. Los resultados mostraron que la cafeína realmente evitó que estos compuestos causaran inflamación en las células.

Este hallazgo puede «explicar por qué el consumo de cafeína se correlaciona con la presión arterial más baja», dijo Davis.

Los investigadores señalaron en su estudio que la disminución de la inflamación crónica en las personas mayores puede prevenir una serie de enfermedades asociadas a la edad, como la presión arterial alta, arterias rígidas y otros problemas cardiovasculares, aunque se necesita más investigación para confirmar esto.

Por ahora, beber café puede ser una forma de disminuir los procesos inflamatorios que vienen naturalmente con la edad, escribieron los investigadores en su artículo.

Pero los investigadores dijeron que esperan que su trabajo estimule a otros científicos a desarrollar fármacos más sofisticados que podrían atacar a estos culpables de la inflamación.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*