Cómo el café puede mejorar tu piel

El café, cotidiano compañero para tantos amantes de esta oscura infusión, es además un aliado para la belleza de la piel. Probablemente no lo sabías, pero tu taza de café puede ayudarte en algunos aspectos a mejorar el aspecto de tu piel y cutis.

En primer lugar, tomar entre tres y cuatro tazas de café al día se ha vinculado en estudios con una disminución de 20% en el riesgo de desarrollar melanomas malignos, que son los que determinan el cáncer de piel. Cabe decir que esta virtud se ha encontrado en el café normal, pero no en el descafeinado. Los datos se desprenden de una investigación dada a conocer en la Journal of the National Cancer Institute.

 

Cómo el café puede mejorar tu piel

El café es una fuente rica en antioxidantes. Recordemos que nuestro entorno, los alimentos y bebidas “chatarra”, el estrés, el tabaco, entre otros factores, generan en nuestro cuerpo la presencia de radicales libres (partículas de contaminación). Particularmente, en nuestra piel son causantes de envejecimiento, resequedad, arrugas y opacidad. Pero el café, con su alto contenido en antioxidantes, ayuda a contrarrestar la acción de estos agentes.

El café es además un excelente ingrediente para una mascarilla facial. Mezclar dos cucharadas de extracto de grano de café con una de aceite de oliva, aplicar diez minutos sobre el rostro y retirar.

La cafeína, presente en el café, tendría un efecto protector frente a los dañinos rayos ultravioleta. Al tomar café habitualmente, se previene el fotoenvejecimiento y la aparición de manchas y arrugas.

El café además influiría positivamente en la reparación y crecimiento de tejidos, puesto que aumenta el colágeno, la hidratación y flexibilidad de la piel.

El café estimula la circulación sanguínea, lo que hace que la piel esté más nutrida e hidratada, al tiempo que reduce la inflamación de los tejidos, evitando hinchazones y enrojecimiento.

El café es un gran exfoliante natural, para remover las células muertas de toda nuestra piel y ayudar a eliminar la celulitis. Si necesitas exfoliarte, mezcla los posos de café (el café molido usado, que normalmente desechas del depósito de tu cafetera una vez lo preparaste), con tu crema corporal habitual, frota tu cuerpo con movimiento circulares en la zona de tus caderas, muslos, piernas y deja reposar por 15 minutos. La acción vasodilatadora del café, ayuda a tratar la celulitis.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*