Secretos profundos, el aroma del café

aroma del cafe
Si existe un olor característico en este mundo, es el delicioso aroma a café

El aroma del café que se percibe en el ambiente, en la cercanía de una cafetera, de un equipo de café en cápsulas, sin ir más lejos, pero especialmente el que entra y se recrea dentro de nuestro organismo, llega a la percepción olfativa de dos maneras diferentes.

El aroma del café puede ser detectado por vía nasal a través del simple y básico olfateo por la nariz, o bien a través del sistema retronasal. La percepción retronasal se produce cuando el café se integra bien a la boca, con su temperatura y con su cuerpo, y los compuestos aromáticos volátiles ascienden desde ella a las fosas nasales.

El número de compuestos aromáticos que se dan en el café aumenta cada año en la medida en que nuevas investigaciones descubren otros desconocidos o que habían pasado desapercibidos por su escasa representación o por estar solapados o asociados con otros compuestos químicos.

En la actualidad, podemos hablar de ochocientos cuerpos volátiles nada menos. Pero, este dato dice poco porque lo que realmente condiciona la percepción del aroma del café guarda relación con la concentración del compuesto de café, y, en consecuencia, con el umbral en el que se manifestan los aromas desencadenados.

Así, se da el caso paradójico de que pequeñas cantidades de compuestos aromáticos representativos proporcionen fragancias muy marcadas en pocas cantidades de café y que, al contrario, que grandes cantidades de compuestos aromáticos no den un olor tan llamativo en concentraciones muy altas de café.

Condiciones químicas muy concretas para desarrollar buen aroma de café son las reacciones entre sustancias que contienen nitrógeno, aminoácidos, proteínas, así como trigonelina, serotonina, o hidratos de carbono, hidroxi-ácidos y fenoles.

Fenómenos químicos como los asociados a llamada degradación de Strecker, la de los aminoácidos individuales, en particular, los aminoácidos azufrados, los ácidos amino, el hidroxilo y la prolina.

El café de su cafetera de café en la oficina es una maravilla de la química, de la química más natural y beneficiosa para la salud y el bienestar, el que proporciona una taza de excelente y buen café.

 

Fuente: www.el-cafe.es

Acerca de Matias Pecorari 132 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*