Tía María, el licor de café más famoso del mundo

Algunas marcas logran convertirse en nombre propio, tal es el caso de Tía María, que nadie relaciona con una pariente lejana, sino con el licor de café más famoso del mundo. Se trata de un licor compuesto a base de aguardiente de caña, granos de café, vainilla y azúcar, con una graduación alcohólica de 31,5%, cuyo origen se encuentra en Jamaica.

 

Tía María, el licor de café más famoso del mundo

En esta isla caribeña, los licores a base de caña son una especialidad típica, que también ostenta uno de los cafés de mayor calidad y precio del mundo, el Blue Mountain. El Tía María tiene adeptos en todo el mundo. Se puede tomar solo o con hielo, aunque por lo general se utiliza en cócteles, o para darle sabor una taza de café convencional con una pequeña cantidad.

Existe un mito con respecto al origen de este licor, de origen en el siglo XVII. Se dice que una joven aristócrata española que vivía en Jamaica fue forzada a escapar de su hacienda producto de un conflicto. Habría sido acompañada por una sirvienta, que llevó un joyero familiar conteniendo unas perlas negras y la receta de un licor, y fue en honor a esta fiel servidora que se bautizó la deliciosa bebida.

Pero la realidad es que el actual licor comenzó a ser producido por el doctor Kenneth Leigh Evans en Jamaica durante los años 1950. Fue en los años 80’ que se volvió muy popular, en buena medida debido a las campañas publicitarias iniciadas en los años 1980 a nivel internacional, con la figura de la modelo Iman, y promoviendo en famoso “Tía María on the rocks”. La marca Tía María fue comprada en 2005 por el gigante de la industria Pernod Ricard, para su distribución, siendo vendida nuevamente a Illva Saronno en julio de 2009.

Como decíamos, el Tía María es muy utilizado en cócteles además de beberse solo. Sugerimos particularmente el Tía Espresso Martini, con base de café espresso, ideal para los amantes del café. Se necesitan 30 ml. de espresso, 30 ml. de Tía María, 30 ml. de vodka y 15 ml. de almíbar para endulzar. Se colocan todos los ingredientes en coctelera con cubos de hielo, se mezcla y se sirve en copa de Martini. Se decora con algunos granos de café, que además aportan aroma.

En esta línea, el Tía Espresso Ice, más refrescante, ideal para el verano. Se mezclan 4,5 cl. de café espresso, 4,5 cl. de Tía María y 4,5 cl. de leche. Se sirve en una taza tipo frappucino con mucho hielo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*