Infusión de hojas de café, un sabor diferente

infusion hojas de cafe
infusion hojas de cafe

Los amantes del café tienen que probar su bebida favorita de una manera muy diferente. Las hojas de la planta pueden producir una infusión muy interesante. Normalmente, son los granos, frutos de la planta, los que acostumbramos a tostar, moler y utilizar en infusión. Las hojas merecen también atención.

Esta infusión de hojas de cafeto ha sido consumida en Etiopia, en Sudán y en Sumatra desde hace mucho tiempo, aunque ha sido la forma tradicional de preparar café a partir de los granos tostados y molidos la que ha ganado popularidad en todos los rincones del mundo. Sin embargo, esta infusión de hojas es muy aromática, saludable y de un interesante sabor.

Cabe señalar que las hojas de café son ricas en antioxidantes, incluso se asegura que contienen más que el té verde. Al mismo tiempo, su contenido de cafeína es reducido, tiene una cantidad aproximada a la que contiene un café descafeinado. Su sabor es suave, agradable y ligeramente dulce. La infusión no es amarga como ocurre con otros tipos de infusiones.

El té de hojas de café tiene una alta cantidad de compuestos que protegen al corazón, y ayudan a tener una buena salud cardiaca. Permiten además disminuir los procesos de inflamación en el organismo, causantes de diversos problemas de salud, principalmente gracias a su alto índice en mangiferina, compuesto fenólico presente además en los mangos. Las hojas concentran muchos más nutrientes y compuestos saludables en comparación a los granos.
La mangiferina es una sustancia natural que reduce el colesterol, los triglicéridos y la glucosa en sangre. Asimismo, tendría propiedades que protegen las neuronas de su normal envejecimiento.

Existe actualmente un emprendimiento canadiense que quiere comercializar esta infusión de hojas de café, aprovechando que los granos sólo se pueden recolectar tres meses al año, mientras que las hojas se pueden cosechar todo el año. La idea es utilizar hojas de plantaciones orgánicas de Nicaragua.

Asegura un experto que el aroma de las hojas una vez preparada recuerda al de la yerba mate tostada,  mientras que el aroma de la infusión tiene muchos matices similares a variedades de Oolong de oxidación alta, como el Da Hong Pao o algún Tie Wan Yin.

La infusión lograda tiene un color de la infusión marrón tostado claro e intenso. Su sabor en boca tiene notas herbales frescas combinado con frutos secos tostados, como la almendra. Su sabor es sumamente suave en el paladar, y no recuerda particularmente ni al té ni al café.

Esta iniciativa canadiense pretende reunir fondos para lanzarse al mercado mediante crowfunding, es decir, con pequeños aportes particulares, en este enlace se puede conocer más datos.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.