Algunas consecuencias del exceso de café

Este es el blog de los amantes del café, pero está claro que los excesos no son buenos, y que ingerir demasiado de esta irresistible infusión, puede acarrear a corto y largo plazo, consecuencias para la salud.

Establecer en un número de tazas la dosis máxima es complicado, ya que no es lo mismo un café suave que uno cargado. Lo cierto es que los médicos fijan en 200 a 300 miligramos diarios de cafeína, la dosis segura para nuestro cuerpo. Se debe considerar que otros alimentos también aportan cafeína. Así, podrás calcular cuánto café puedes tomar cada día sin sufrir estas consecuencias del exceso de café.

Una de las consecuencias inmediatas del exceso de café, es el aumento del ritmo cardíaco. Beber demasiado café, sobreestimula al sistema nervioso lo cual repercute en el corazón, que comienza a acelerarse. A largo plazo, esto puede provocar afecciones cardiacas y cardiovasculares.

Por el mismo motivo, un exceso de café vuelve a la persona más irritable, más propensa a tener disputas con su entorno, menos tolerante con cualquier contratiempo que se pueda presentar o diferencia con cualquier persona.

Además, el café excesivo incrementa la tensión arterial, uno de los principales factores de riesgo de enfermedades vasculares, accidentes cerebrovasculares (ACV) e infartos.

El café es un diurético efectivo. En dosis moderadas, ayuda a mantener a raya a la retención de líquidos, pero en exceso, puede causar deshidratación, recuerda además de controlar tu consumo de café, beber suficiente agua todos los días, unos dos litros.

En casos extremos, el exceso de cafeína puede producir alucinaciones – aunque es improbable que alguien tome la cantidad necesaria para llegar a ello.

Por último, el café es un irritante gástrico, razón por la cual demasiado café puede causar dolorosas úlceras estomacales, además de acidez crónica.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*